• 08/02/2023

Alarma por ataques de rayas y palometas en balnearios del Paraná

Ene 25, 2023 , ,

Mientras por estas horas se difunde la imagen de una raya de 130 kilos pescada en la ciudad correntina de Esquina, se siguen reportando casos de picaduras de este tipo de pez, y de mordeduras de palometa. Sucede tanto en Corrientes como en las playas del sur misionero.

 Se conoció este martes, la captura y posterior devolución de una raya de 130 kilos, que fue pescada por un grupo de aficionados a la pesca deportiva en la zona denominada El Aguará, en Esquina, provincia de Corrientes.  Cerca de allí, en el balneario municipal de Esquina, días atrás fueron picadas por rayas un total de 8 personas que se encontraban veraneando en el lugar.

En tanto, en el balneario conocido como playa Paraíso El Puma, tres personas sufrieron mordeduras de “palometas” (pez que pertenece a la familia de los bramidos) el mismo día, hace dos semanas.

El director de Seguridad Acuática de Misiones, Franco Bacigalupi, se refirió a estas situaciones y mencionó “los ataques que se registran en las playas de Posadas, Fátima y Candelaria son de rayas y palometas. Cuando hace mucho calor atacan, porque están excitadas, lo hacen de manera de defensa. Para las rayas es mejor arrastrar los pies en el agua y no patear para evitar hacerles daño. Se buscará la forma de dar seguridad”.

A su vez, el secretario de Turismo de la localidad, Orlando Ribot, comentó que  “los accidentes se dieron en los bancos de arena, donde se encallan las embarcaciones. Allí hay rayas por la bajante del río, y tuvimos varios casos”.

En las redes sociales, son varias las personas que manifiestan que en las playas de Posadas, como El Brete y Costa Sur, este tipo de ataques son frecuentes en lo que va de la temporada.

Osvaldo Ferreyra, preparador físico de la ciudad, publicó en las redes sociales de la Municipalidad de Posadas, una fotografía en la que se ve su pie con una herida, junto a un irónico comentario: “peligro de picadura de rayas; no debería permitirse el ingreso en ninguna zona de la playa. Pero tal como en la película Tiburón lo esconden y no lo dicen…”.

Blanca Calvo, también vecina de Posadas, señaló que “las playas están muy lindas, pero el agua está llena de pirañas;  a dos de mis nietos le sacaron pedazos de deditos”.

Otro usuario, Carlos Arrieta, relató una situación similar, en la que un niño fue mordido en su pie. Así, varios testimonios dan cuenta de un contexto que pareciera hacerse más frecuente ante las elevadas temperaturas.

“Las palometas atacan porque defienden su área de desove, que va de julio a enero” explica por su parte el licenciado en genética, Danilo Aichino, quien integra el equipo del Proyecto de Biología Pesquera Regional (FCEQyN-UNaM).

“Estas especies generalmente atacan en época de verano cuando la gente ingresa el agua y no lo hacen para alimentarse sino como medida de defensa. Entonces en aquellas zonas donde hay mucha vegetación acuática, como camalotes o algas filamentosas, o defecación sumergida que no vemos a simple vista, todo eso es un sustrato ideal para que estas especies hagan sus nidos, ahí van a realizar el desove” añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *