• 08/02/2023

Anteojos de sol de madera: una tendencia creciente

Por sus diseños exclusivos y su sustentabilidad ambiental, los anteojos de sol con armazones elaborados artesanalmente en madera ganan cada vez más adeptos. Desde la empresa misionera Veta, aseguran que un 80% de su producción se comercializa fuera de la provincia.

“El anteojo está de moda, pero es fundamental ligar la estética con la necesidad y la funcionalidad” destaca Reinaldo Kerschen, presidente de la Cámara Argentina de Óptica,

El mercado de anteojos en el país, ya no se centra únicamente en las Ópticas, sino que es posible encontrar un ecosistema amplio de Pymes y startups, abocadas a elaborar y comercializar productos (de sol y recetados) cuya características estén en sintonía con criterios estéticos, las modas y los paradigmas de sustentabilidad.

Dentro del espectro de emprendimientos de diseño y armado de anteojos, son varios los que incorporan la conciencia ambiental como un valor agregado al proyecto, situándose dentro de lo que se conoce como la Bioeconomía. 

Así, lo procesos artesanales y amigables con el ambiente ganan terreno ante la hegemonía industrial, que, en algunos casos, termina adquiriendo productos artesanales para diversificar su oferta.

En la provincia de Misiones, desde hace seis años existe Veta, una unidad productiva radicada en la ciudad de Oberá, que se dedica a la creación de anteojos de madera con diseños únicos, cuya principal materia prima surge de lo que en la jerga de los aserraderos y carpinterías se conoce como “descartes” o “desbordes” de madera dura. 

En diálogo con Portal Misiones, uno de los representantes de Veta, el diseñador gráfico e industrial Ariel González, señaló que hoy “más del 80% de nuestra producción se vende fuera de Misiones”, en alusión a una clientela que se concentra mayormente en provincias como Chaco, Buenos Aires y Córdoba, sumado, en menor medida aún,  “a pedidos de clientes de otros países”.

El producto principal de Veta, los lentes de sol con marcos de madera, cuenta con modelos tallados a mano y hechos a medida de cada cliente.

“Creo que hoy nuestros productos están siendo consumidos por sectores tanto de la óptica como de la moda; es decir tanto como accesorio como por su funcionalidad en el caso de anteojos recetados. Y sobre todo, nuestros clientes buscan este tipo de objetos sustentables, que se van incorporando a distintas facetas de lo cotidiano, entre ellas a la moda” explicaron desde Veta.

Este emprendimiento surgió a partir de un trabajo final de la carrera de Diseño Gráfico, que junto a la de Diseño Industrial, compartían varios de los hacedores del proyecto. “Como emprendimiento misionero tenemos una gran ventaja, y es que nuestra principal materia prima la conseguimos prácticamente sin costo, ya que es descarte forestal que muchas veces se termina quemando. Quizá en otra provincia tendríamos que pedir y comprar la madera” señala Ariel.

De cara al 2023, desde Veta apuntan a consolidarse en el mercado local e internacional, realizando innovaciones y pensando siempre en la calidad del producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *